La Piedra En Tu Zapato

La Piedra En Tu Zapato

En los Estados Unidos la población hispana esta cuantificada en aproximadamente 55 millones, de los cuales una porción se encuentra en alguna etapa de su proceso de divorcio. Un alto porcentaje de ellos no es completamente bilingüe, y tiende a comunicarse en español la mayoria del tiempo en su vida cotidiana. El Español es su lengua predominante y el Inglés su lengua secundaria.

La efectividad de los latinoamericanos para transmitir las dudas y preguntas específicas a un abogado americano; sobre todo en el tema de divorcio, se ve afectada no solo por la ausencia de vocabulario, sino por la manera de comunicar las cosas. Comúnmente se utilizan metaforas y analogias traducidas directamente del español al inglés, para explicar situaciones, y al ser escuchadas por el abogado defensor en muchos casos son consideradas como exageraciones e imprecisiones.

Lo anterior, y particularmente las figuras literarias que son parte de nuestra manera de expresión como latinoamericanos, genera un clima negativo con los abogados en los Estados Unidos. Ellos operan sobre un sistema directo, conciso y cortante, dada su cultura y profesión. No hay que olvidar la brecha entre nuestras raices latinas y las anglosajonas, reflejadas tanto en el comportamiento fogoso hispano como en la vocalizacion de nuestros problemas y dudas.

La falta de una clara comunicacion con tu abogado se vuelve una piedra en tu zapato, frustra los esfuerzos del cliente, interrumpe el proceso y afecta cuantitativamente la credibilidad. El objetivo de caminar hacia adelante con el proceso de divorcio se pierde, ya que la inercia no es evolutiva y se rancha en la dinamica circular de la clarificación. El momentum se pierde y resulta directamente en pagar mas horas a tu abogado.

Por otro lado, en el momento que tienes un encuentro, ya sea en negociaciones o en declaraciones oficiales, el abogado opositor tomará la oportunidad de desacreditarte! Este elemento de presión en un divorcio es comun para llegar a un acuerdo mas rapido y obviamente desfavorable para la parte que está en desventaja económica. 

Cuando te encuentras en una situación asi, le sumas al estrés natural del proceso la perdida de credibilidad de los otros actores de tu proceso y en tí mismo. Te confundes tanto que llega un momento donde quieres tirar la toalla. Ana Maria Eder ha estudiado este tema; y siendo completamente bliingue, ha diseñado estrategias para recuperar esa fuerza, y ayudarte a que tu comunicacion con los actores legales tenga un orden lógico y efectivo.Te ahorrarás muchos recursos economicos!

El programa de Coaching para Divorcio de Ana Maria, cobija esta variable importantísima. Está diseñado para ayudar a organizar al cliente y transformar su historia de divorcio en el negocio de divorcio. Es un programa de soporte emocional, reafirmacion, y que conceta con las personas que no poseen un manejo comodo de el idioma. Los clientes latinoamericanos presentan una carencia de apoyo enorme en esta parte fundamental del proceso, que es la comunicacion clara con los abogados. Es hora de sacar la piedra de tu zapato!

 

 

Continue reading